Audiencia-Provincial.-Poderjudicial.es

Imagen poderjudicial.es

Este lunes, 29 de junio, comienza en la Audiencia Provincial de Madrid el juicio con jurado popular contra Jesús María J. S. por un delito de asesinato con alevosía, por el que se enfrenta a una pena de diecinueve años de cárcel.

Según las conclusiones provisionales del Ministerio Público, el procesado -de nacionalidad argentina y en situación irregular en España- en la madrugada del 25 de octubre de 2008, entró en el Gimnasio Centro Deportivo Villalba y golpeó hasta la muerte a una señora de la limpieza de 59 años de edad que trabajaba en las instalaciones. Al parecer, la limpiadora sorprendió al acusado cuando se dirigió al vestuario de hombres.

Trató de defenderse con la fregona

La mujer trató de defenderse con la fregona. Se inició un forcejeo, pero Jesús María, de 22 años de edad en el momento de los hechos, se la quitó y empezó a golpearle con ella en la zona pelviana izquierda, en la espalda y en todo el perímetro craneal hasta causarle la muerte por asfixia mecánica por estrangulación con las dos manos.

A continuación, y con algún objeto punzante, escribió en una de las paredes del gimnasio frases del siguiente tenor: “paga o tu familia sigue putu” o “putu se que pague lo q debe o sigue”. Luego huyó del lugar de los hechos.

Cuatro años después de estos hechos, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado le atribuyeron este asesinato mientras cumplía prisión provisional comunicada y sin fianza por el presunto estrangulamiento de su pareja en el domicilio que compartían en Collado Villalba.

Una coincidencia en el ADN hallado en las muestras biológicas encontradas en los dos escenarios criminales, así como las huellas dactilares, apuntaban su implicación. En su día, Jesús María J. S. fue finalmente condenado a 16 años de prisión por la Audiencia Provincial de Madrid por el asesinato de su pareja por estrangulamiento.