Alejandro-alonso-pena

Alejandro Alonso Pena / Cedida familia

Ninguna estatua o monumento, ni siquiera una placa conmemorativa recuerda en Collado Villalba el nombre y la figura del último alcalde elegido democráticamente antes de la Transición.

Alejandro Alonso Pena tenía 33 años cuando murió fusilado en las tapias del Cementerio de San Lorenzo del Escorial. Era un joven albañil villalbino, que a los 24 años participó como presidente en la junta constituyente de la Sociedad Cultural y Recreativa El Paraíso, en 1930.

Posteriormente y de acuerdo con sus preocupaciones sociales, fue elegido por sus vecinos como alcalde de la II República en Collado Villalba. Fue asesinado, tras un juicio sumarísimo por las tropas franquistas. Eran las seis de la mañana del día 19 de junio de 1939. Fue solo uno más entre los cientos de miles de víctimas de un conflicto sangriento -y de la posterior represión- que enfrentó a hermano contra hermano.

Así se relataba su historia en una petición en la plataforma Change.org, firmada por Abel Martín Machado en 2013, solicitando al ex alcalde Agustín Juárez que dedicase una calle del municipio a su antecesor, Alejandro Alonso Pena, cuyo hijo todavía vive. En la actualidad tiene 82 años.

A buen seguro le gustaría ver, antes de morir, como la ciudad que un día eligió a su padre en las urnas, le rinde, muchas décadas después, un más que merecido homenaje.

Negativa del PP en el Pleno municipal

En el Pleno celebrado hace solo unos días en Collado Villalba se debatía una moción presentada por IU-Los Verdes que, además del cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, reiteraba la reclamación para que se dedique el nombre de una vía de Collado Villalba a su antiguo regidor, fusilado en defensa de sus ideas. La moción fue denegada, a pesar del voto favorable y unánime de los tres partidos en la oposición, PSOE, IU y UPYD, que nada pudieron frente a la mayoría absoluta del Partido Popular.

José Flores, portavoz del PP, argumentaba que “poner nombres de calles no corresponde a una moción” ya que debe seguirse el trámite establecido en el Reglamento de Distinciones y Honores de Collado Villalba. Un reglamento que este medio no ha sido capaz de localizar para su consulta en la web municipal.

Respecto al trámite establecido, Flores se refería a una nueva petición presentada el pasado mes de septiembre por la familia de Alonso Pena y avalada por numerosos colectivos de la localidad. Casas regionales, peñas, sindicatos, partidos políticos y diversos ciudadanos han respaldado la dedicatoria de una calle al ex alcalde.

Tras la sesión plenaria del jueves 27 de noviembre, en el apartado de preguntas de los vecinos, intervenía Julio Suárez, sobrino de Alejandro Alonso Pena y más conocido en la localidad por su actividad sindical al frente de CCOO, quien solicitó un compromiso por parte del equipo de Gobierno para dar cumplimiento a la petición popular.

Suárez aprovechó para recordar que ni la moción debatida ese jueves ni las reiteradas peticiones de la familia deberían haber tenido lugar. Tan solo hubiera bastado dar cumplimiento al acuerdo alcanzado en el Pleno del Ayuntamiento de marzo de 2011 (durante la anterior legislatura) según el cual “los espacios afectados por nombres franquistas serán cambiados por nombres de personas o hechos que sirvan de ejemplo a esta sociedad, plural y democrática, por sus acciones positivas, cumpliendo con este objetivo el alcalde republicano, que dejó su vida en defensa de la Democracia, Don Alejandro Alonso Pena”.

Esta moción fue defendida por la ex concejala y actualmente diputada por IU Ascensión de las Heras, y aprobada con los votos a favor de PSOE e IU y en contra de PP y ADEI. Casi cuatro años después, el actual ejecutivo popular ha aprobado, en diversos momentos, la denominación de algunas nuevas calles en Collado Villalba.

Ninguna de ellas ha sido dedicada a la memoria del alcalde de Collado Villalba fusilado y, al parecer, también sepultado en el olvido.

 

ACTUALIZACIÓN DE ESTA NOTICIA  09-12-2014

Desde el Foro Social de la Sierra nos envían la imagen que pueden ver bajo estas líneas. Nos explican, además, que hace ya nueve años el Foro colocó unas placas en el cementerio parroquial de San Lorenzo de El Escorial, con los nombres de las personas allí fusiladas, encargadas por Santiago Grande. Como se puede comprobar en la imagen, el noveno nombre, es el de Alejandro Alonso Pena.

Placa-con-Alejandro-Alonso-Pena