hospital-villalba

Edificio del nuevo Hospital de Villalba / CAM

La familia de la joven fallecida ayer, domingo 11 de enero, en el Hospital General de Collado Villalba por las complicaciones surgidas durante un parto mediante cesárea ha denunciado al centro hospitalario, que tan solo lleva tres meses en funcionamiento, según ha confirmado esta mañana la alcaldesa de la localidad Mariola Vargas. Por el momento, solo se conoce que la mujer ingresó para dar a luz a su bebé de parto natural, aunque la situación se complicó y acabó realizándose una cesárea.

La regidora ha informado también de que se ha practicando una autopsia para determinar si “hay una causa de salud que justifique el fatal desenlace”.

Vargas, médico de profesión, considera que la denuncia presentada por la familia “es lo normal en estos casos” puesto que los familiares nunca esperan que una persona joven fallezca en el parto. “Al final, los jueces y las autopsias son los que tienen que determinar si el fallecimiento corresponde a una enfermedad subyacente que no se vea o a una negligencia médica”.

Fuentes de la dirección del centro han informado hoy, lunes 12 de noviembre, de que “todo el Personal Facultativo que ha intervenido en el proceso ha seguido en todo momento las normas de buena práctica clínica y los protocolos establecidos para estos casos, utilizando asimismo todos los medios técnicos necesarios. En este sentido, se ha hecho todo lo posible por salvar la vida de la paciente, que sufrió una complicación grave en el postparto, y que desgraciadamente no respondió a todas las medidas aplicadas para revertir la situación“.

Estas mismas fuentes han explicado que “la paciente fue atendida sin demora alguna desde su ingreso para atender su parto, siendo asistida por el equipo del Servicio de Ginecología y Obstetricia. El hospital ha facilitado toda la información a la familia en todo momento, así como a la autoridad judicial correspondiente“.
NOTA DE LA REDACCIÓN: Algunos de los comentarios realizados en relación con esta noticia han sido retirados. Aunque desde este medio defendemos la libertad de opinión, la libertad de expresión y nos posicionamos en favor de la crítica constructiva, no toleraremos los insultos ni la imputación de delitos a personas o instituciones, en tanto en cuanto no existan pruebas fehacientes de ello. Rogamos a quienes intervengan que expongan sus posturas con total libertad, pero evitando caer en el insulto o utilizando expresiones soeces. Agradecemos la participación y aprovechamos para mostrar nuestras condolencias a una familia que ahora mismo está pasando por momentos muy difíciles. Creemos que debemos respetar también su derecho a la intimidad, aunque si en algún momento desea exponer su versión sobre los hechos, puede contar con este medio.

 

NOTA DE LA REDACCIÓN 2:   Desde Villalba Información nos gustaría aclarar algunas cuestiones. En primer lugar, no somos el único medio que se ha hecho eco de esta noticia, pero aunque así fuese, no por ello dejaría de ser menos verdad lo ocurrido. Como ya hemos dicho, publicamos el caso en función de su interés público, ya que entendemos que a toda la población de influencia del nuevo Hospital de Collado Villalba le gustaría que se aclarasen las circunstancias en que se produjo el fallecimiento, que tanto lamentamos.

Cuando decidimos publicar la noticia, en ningún momento nos esperábamos el debate social generado posteriormente, como hemos podido comprobar en función del número de comentarios y visitas a nuestra web (en tres días hemos superado las 50.000 visitas). Nos hubiera gustado ofrecer toda la información al completo, es decir, los motivos que han llevado a la familia a presentar su denuncia, pero incidimos en que debe respetarse el derecho de estas personas a mantener su privacidad en unos momentos muy difíciles para ellos, mientras así lo decidan. Además, nos gustaría recordar que la ley les ampara: “Toda persona tiene derecho a que se respete el carácter confidencial de los datos referentes a su salud”.

Serán los jueces quienes deban determinar si ha existido o no una negligencia médica. En el caso de que así sea, no duden de que desde este medio se ofrecerá toda la información al respecto, al igual que se hará si los profesionales del Hospital han actuado correctamente.

Respecto a los comentarios, señalar que no compartimos muchos de ellos e incluso estamos totalmente en contra de los mismos, pero mientras no transgredan el límite de la legalidad o no sean realmente ofensivos o soeces -un límite en ocasiones difícil de determinar- no queremos actuar como censores. Consideramos que muchos se descalifican a si mismos. En todo caso, son las reglas que impone el nuevo mundo digital 2.0 y así ocurre en otros medios de comunicación o redes sociales.

Nuevamente gracias por su participación. Reiteramos nuestro mayor respeto y nuestras condolencias a la familia y sugerimos que, mientras ellos no quieran hacer público su caso, quizá este debate debería cerrarse.