tala-dehesa-3

Algunos vecinos han mostrado su alarma por las dimensiones de la poda / VI

Algunos vecinos de las urbanizaciones cercanas a la Dehesa Boyal de Collado Villalba se han dirigido a Villalba Información para expresar su preocupación por la poda que el Ayuntamiento  está llevando a cabo en los fresnos de este emblemático espacio protegido.

La envergadura de las ramas cortadas ha llamado la atención de adultos y niños, preocupados por lo que pueda pasar con estos árboles, entre los que pasean y juegan a menudo. Algunos de estos vecinos han calificado esta actuación como “un destrozo” y “una
brutalidad”.

Desde el Ayuntamiento de Collado Villalba explican que la poda está autorizada por la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid y que los técnicos municipales de este área han determinado que este tratamiento “es el más apropiado, debido al estado de los ejemplares”.

El trasmocho, una técnica tradicional

Ocurre que estos fresnos ya habían sido sometidos a la técnica tradicional del trasmocho, que implica la poda de las copas en otoño, fundamentalmente para alimentar el ganado con las hojas. Un trasmocho que debe continuarse para que las nuevas ramas, que ya no crecen de forma natural, no alcancen un grosor tal que puedan llegar a rajar el tronco por exceso de peso mal equilibrado, lo que no se hizo en este caso. Por eso, los técnicos municipales han considerado que es mejor para los fresnos talar las citadas ramas de gran envergadura.

Sin embargo, varios expertos consultados por este periódico tienen una opinión radicalmente distinta. Aseguran, en primer lugar, que el trasmocho tradicional no tiene más razón de ser que el aprovechamiento ganadero y en ningún caso redunda en beneficio de los fresnos. Un aprovechamiento que, en este caso, se limita a la leña, porque los árboles no tienen hojas en esta época.
tala-dehesa-2También coinciden en que, una vez comenzado a trasmocharse un ejemplar, se debe continuar con la periodicidad adecuada para mantener el equilibrio del árbol y que, si no se hace, éste se irá adaptando a la nueva situación y no es conveniente, una vez que lo ha conseguido, volver a desequilibrarlo con nuevas podas.

“Cuando se trasmocha un fresno, hay que seguir cortándolo porque si no se desequilibra -explica Ángeles Nieto, de Ecologistas en Acción-. En caso de que no se prosiga, el árbol volverá a buscar su equilibrio. Si una vez que las ramas son muy gruesas y el árbol se ha adaptado a la nueva situación lo vuelves a trasmochar totalmente, podando ramas ya muy gruesas, vuelves a desequilibrar el ejemplar”.

Otros expertos consultados han explicado, en este mismo sentido, que el peligro de que el peso de estas ramas acabe tronchando el tronco es hipotético, mientras el daño de cortar ramas tan gruesas, abriendo heridas y dejando el ejemplar a merced de infecciones, insectos y hongos, es seguro.

tala-dehesa-1Además, “cortar ramas de más de 20 centímetros de diámetro es condenar el árbol a morir a corto o medio plazo”, concluye Nieto. La portavoz de Ecologistas en Acción indica que en ejemplares en esta situación lo más apropiado sería, en todo caso, “una poda suave para que el árbol se vaya adaptando, porque si no se vuelve loco con tanto desequilibrio”.

Reparto de leña entre los vecinos

La poda que se esta llevando a cabo en la Dehesa Boyal afectará, según informa el Ayuntamiento villalbino, a unos 130 fresnos y, sólo en estos primeros días, ha generado ya 15 toneladas de leña, que pueden multiplicarse aún. El Consistorio ha emitido un Bando en el que anuncia que pone a disposición de los vecinos un importante volumen de leña, procedente de estos tratamientos forestales.

A partir de hoy, miércoles 28 de enero, y hasta el 20 de febrero, se puede recoger en la nave municipal, situada en la calle Husillo del Polígono P-29, en horario de 9.00 a 13.00h. A cada vecino que acredite su residencia en Collado Villalba (mediante DNI, cédula de
empadronamiento, recibo o similar) se le entregarán dos o tres carretillas de leña, más o menos lo que cabe en el maletero de un coche y el doble a los que acudan en nombre de una Comunidad de Propietarios. El Ayuntamiento recomienda, en todo caso, dejar reposar esta leña hasta el año que viene, ya que aún esta muy verde, prende mal y genera mucho humo.

GALERÍA DE IMÁGENES DE LA TALA