rosa-luto

 

Hoy vuelan globos blancos dibujando de lunares
el cielo azul intenso… cielo de Madrid.
Hoy se deslizan suavemente lágrimas escondidas en el alma…
Hoy se enganchan corazones rojos en lunares blancos,
lunares dibujados sobre el cielo de Madrid
Hoy millones de miradas se dirigen hacia ti
Y se llena de besos ese traje…
traje de gitana
dibujado en el cielo azul intenso…
cielo de Madrid.
Hoy, como cada once de marzo
once largos años…
recorridos en el tiempo
y tan cortos para mí…
Cuando llega de nuevo este día…
se para el tiempo, recorriendo escalofríos…
Campando a sus anchas, en cada uno de nosotros
eso es así.
Y hoy ciento noventa y dos globos blancos con corazones rojos
llenan de lunares nuestro cielo
cielo azul intenso
cielo de Madrid
dibujando nuestro traje de gitana.
Y hoy
ese traje de gitana
nos sonríe desde el cielo ….
cielo azul intenso…
cielo de Madrid.

 

No puedo, no quiero, no tengo que olvidar…, no se puede mirar a otro lado y olvidar. Los más jóvenes no saben qué pasó el 11 de marzo, muchos nacidos en ese año no saben qué pasó. Sigue doliendo tanto, tanto…  Si olvidamos no somos dignos, quien olvida su historia está condenado a repetirla. No se trata de estancarse, se trata de recordar a quienes se fueron, no sé yo por qué razón. Queda tanto por explicar para poder entender y cerrar un capítulo tan negro de nuestra historia reciente. Pero cerrar no es olvidar…, y las víctimas nos necesitan tanto, necesitan nuestro apoyo, nuestro cariño, nuestro agradecimiento, nuestro recuerdo. Es lo mínimo, porque ellos son nosotros, porque el que murió en ese atentado pude ser yo, o mi hermano, o mi madre, o mi hijo, o mi marido. Por eso somos todos, por eso, desde aquí, todo mi cariño y recuerdo.

 

Mariló García Martínez