Debate-a-3
Julio Henche, Ares de Ubaidis y Marcos Rosende / VI

Dos de los candidatos a la Alcaldía participaron este viernes, 22 de mayo, en el debate electoral propuesto por Ares De Ubaidis, en nombre de la formación Futura y abierto a todos los partidos de la localidad: Julio Henche por Ciudadanos y Marcos Rosende por Vox, celebrado en el Salón El Capricho.

Aunque la participación vecinal resultó escasa, en el encuentro se trataron algunos de los principales problemas que afectan a la localidad, centrándose los aspirantes especialmente en el paro que castiga a muchos vecinos de Collado Villalba y las fórmulas para conseguir la reactivación económica.

En el caso de Vox, éstas pasan por atraer turismo y visitantes al municipio a través de diversas iniciativas y eventos, como la creación de un Centro de Interpretación del Parque Nacional. Por su parte, Julio Henche propuso la puesta en valor de espacios como los centros comerciales Cigüeñas, Zoco y Canguro, llegando a acuerdos con los propietarios para abrirlos a la economía colaborativa o utilizándolos como centro cívico o museo en el que exponer la obra de artistas locales.

En lo que las tres fuerzas presentes estuvieron de acuerdo fue en la creación de incentivos fiscales a pymes y emprendedores, con el fin de fomentar el autoempleo en una de las localidades de la Comunidad de Madrid en las que más ha aumentado el paro.

También coincidieron en asuntos como la puesta en marcha de una auditoría económica en el Ayuntamiento y la revisión de contratos presuntamente irregulares suscritos por el equipo de Gobierno del PP, como el de Cofely; la reducción de salarios de la Corporación o la eliminación de los cargos de confianza.

Entre las propuestas específicas de cada una de las tres formaciones, Ares De Ubaidis abogó por recuperar la confianza de la gente en los políticos; Vox incidió en reforzar la seguridad instalando cámaras de vigilancia e implementando patrullas policiales nocturnas a pie, mientras que Ciudadanos se mostró partidario de la puesta en marcha de un alquiler social y la intermediación del Ayuntamiento a fin de evitar que propietarios de viviendas vacías dejen de alquilarlas por el temor de sufrir daños en las mismas o impagos en la renta.