Rendicion cuentas. Sociedad Polivalente

El Ayuntamiento liquidó la sociedad sin depositar la contabilidad de la misma

Contra el criterio del ministro de Hacienda, Cristobal Montoro. Frente al informe del secretario Municipal advirtiendo de una posible nulidad. Con el voto en contra de toda la oposición. Tras despedir a 34 personas tan solo ocho días antes. Y gracias al dictamen jurídico encargado a un bufete de abogados privado. Así se puso en marcha la Sociedad Municipal Polivalente Cultural Collado Villalba S.L, más conocida como Empresa Municipal de Festejos. Pero si su nacimiento puede calificarse, cuando menos, de tortuoso, no ha resultado menos opaca su existencia y posterior liquidación.

El periódico El Confidencial publicaba el 5 de junio de 2012 una noticia sobre esta iniciativa del equipo de Gobierno de Agustín Juárez, en la que se recogían algunas declaraciones del ex alcalde: “No vamos a tener más gastos que los que tenemos ahora. Además, la empresa deberá presentar sus cuentas anualmente, por lo que todo está dentro de la legalidad”.

Registro Mercantil. Sociedad PolivalenteSin embargo, tres años después de su creación y uno después de su cierre definitivo, no figuran en el Registro Mercantil para su consulta pública las cuentas de dicha empresa municipal. Y ello a pesar de que la legislación vigente establece la obligatoriedad de los empresarios (en este caso el Ayuntamiento) de presentar sus cuentas anuales, “en base al principio de transparencia y con el fin de poder obtener una imagen fiel de su patrimonio y de la situación de la empresa”, según se explica en la web Registradores de España.

El registrador mercantil ha confirmado a Villalba Información que el Ayuntamiento sí presentó las cuentas anuales del ejercicio 2012, “las cuales fueron calificadas de defectuosas” y por tanto, rechazadas, aunque no se ha detallado el origen de dichos defectos, al no ser una información pública, como sí lo son las cuentas de las empresas cuando son aprobadas.

El incumplimiento de esa obligación impidió al Consistorio poder realizar cualquier inscripción posterior ante el Registro, excepto las referidas a la disolución de la empresa, además de enfrentarle al posible pago de sanciones económicas. El Ayuntamiento no subsanó esos “desconocidos” defectos detectados y por tanto no pudo inscribir tampoco las cuentas correspondientes a 2013 y 2014, año en el que se liquidó la empresa, concretamente el 3 de abril, un año después de ser aprobada su disolución por la Junta General de la sociedad. Sin embargo, al no inscribirse esa decisión en el Registro, durante el año 2013 y parte de 2014 pudo seguir operando legalmente e incluso nombró un consejero delegado, el concejal de Festejos Alberto Sánchez, en agosto de 2013.

De hecho, en el Registro solo figuran cuatro inscripciones en relación con la Empresa Municipal de festejos: su constitución y nombramiento de consejeros, en junio de 2012; el nombramiento de un consejero delegado, Alberto Sánchez Caballero, en agosto de 2013; la dimisión de todos los consejeros y nombramiento de un liquidador, también Alberto Sánchez, el 2 de abril de 2014; y finalmente, su extinción, el 3 de abril de 2014.

Tampoco consta en el Informe de Rendición de Cuentas del Sector Público madrileño

Cámara Cuentas. Sociedad PolivalenteTampoco presentó documentación alguna de la empresa el Ayuntamiento ante la Cámara de Cuentas de la Comunidad de Madrid en el año 2013, según refleja el Informe sobre la Rendición de Cuentas del Sector Público Madrileño correspondiente a ese ejercicio. Y ello, a pesar de que en dicho informe se deja claro que “la cuenta general (de los Ayuntamientos) estará integrada por: las de la propia entidad, la de los organismos autónomos y las de las sociedades mercantiles de capital íntegramente propiedad de las entidades locales”. Asimismo, según las órdenes del Ministerio de Economía y Hacienda, se establece la obligación de acompañar a la Cuenta General: “las cuentas anuales de las sociedades mercantiles en cuyo capital social tenga participación mayoritaria la entidad local”.

Algo que, según consta en dicho informe así como en el Portal de Rendición de Cuentas, no se hizo, pese a que la sociedad tuvo obligatoriamente actividad en el año 2013, pues según el Informe de Gestión entregado a la oposición: “A 31 de diciembre de 2012 se tiene pendiente el pago a la Hacienda Pública de 19.182,29 euros, en concepto de IRPF, y se es acreedor con la propia Hacienda por importe de 7.112,70 euros en concepto de devolución de IVA”.

Montoro advirtió en 2012 que estas empresas “dan lugar a todo tipo de corruptelas”

El 15 de febrero de 2012 el Ayuntamiento despedía a 34 trabajadores municipales en un ERE justificado por la mala situación de las arcas municipales. Ocho días después, el 23 de febrero de 2014, el equipo de Gobierno del PP hacía un primer intento de poner en marcha la Sociedad, llevando al Pleno la Memoria Justificativa de la conveniencia y oportunidad de creación de una Sociedad Local para la gestión del servicio público de actividades culturales, deportivas, taurinas y lúdico-festivas del Ayuntamiento de Collado Villalba. El entonces alcalde, Agustín Juárez, decidía en el último momento retirar este punto del Orden del Día, “visto el informe de Secretaría 20/2012”.

En dicho informe el secretario municipal aseguraba que la creación de la empresa incurría en “vicio de nulidad de pleno derecho” ya que no se acreditaba la viabilidad y sostenibilidad social, técnica, jurídica y económico-financiera de la empresa. Recordando además que la existencia de una deuda municipal en torno a los 111 millones de euros y el despido objetivo aproximado de cuarenta personas recientemente “contrasta con la constitución de una empresa mercantil sin solvencia acreditada para la realización entre otras de actividades taurinas y lúdico-festivas”.

Apenas unos días después, el 5 de marzo de 2012, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, señalaba que “las llamadas empresas públicas no son empresas que estén de verdad generando servicios, sino que son huidas del derecho administrativo y dan lugar a todo tipo de corruptelas”, según recogía el diario eleconomista.es

Además, añadía Montoro, “hay que adelgazar a ese sector público empresarial e ir a criterios de transparencia en el acceso por parte de los proveedores a esos servicios públicos y no gestionados en un ámbito bastante oculto, extraño y anómalo de gestión de los servicios públicos”, en unas declaraciones premonitorias, al menos en lo referido a Collado Villalba.

Sin embargo, ni las advertencias del secretario, ni las del propio ministro de Hacienda frenaron al equipo de Gobierno, que decidió encargar un nuevo dictamen jurídico a una empresa privada, Estudio Jurídico Norte, avalando la legalidad de la Sociedad Polivalente, que finalmente fue aprobada en Pleno el 31 de marzo de 2012, con el voto en contra de toda la oposición y gracias a la mayoría absoluta del ejecutivo de Agustín Juárez, ex alcalde que se vio obligado a dimitir el pasado mes de noviembre tras ser imputado por el juez por el presunto cobro de comisiones ilegales en el marco de la trama Púnica.