Cuando era pequeña, mi madre -gran pozo de sabiduría de todo tipo- me recitaba variedad de poemas. Uno que me hacía reír mucho era una poesía humorística de un señor cuyo sobrenombre era Melitón González, que me ha venido últimamente a la memoria y que he buscado porque encuentro cierta analogía con las insignes frases que algunos de nuestros más destacados políticos han pronunciado. Reproduzco solo su inicio.

frases-esperpentosSeñores: Un servidor, Pedro Pérez Paticola,
Cual la Academia Española: “Limpia, Fija y da Esplendor”
Pero yo lo hago mejor y no por ganas de hablar,
Pues les voy a demostrar, que es preciso meter mano al Idioma Castellano, donde hay mucho que arreglar.

Como algunas de estas frases no tienen ni pizca de gracia, aconsejo que con un “relaxing cup of café con leche in”… donde les apetezca, repasemos juntos solo algunas de ellas. Imposible reproducir tanto desvarío.

Empezamos (empezón). Comenzamos (comenzón). ¡Que yo también hablo idiomas!

Frases y esperpentos, por ejemplo, como la que pronunciaba el Gobierno explicando en la Memoria Económica de la Reforma Laboral que: “al ser el riesgo de despido muy reducido, se desincentiva el esfuerzo”. La Sra. Cospedal, la de la indemnización en diferido, aseguró que si su partido ganaba las elecciones “el 20N será el primer día del final de la crisis”. Vamos con el Sr. Montoro, uno de mis preferidos, nos contó que: “España está rompiendo pronósticos, y que es capaz de dar lecciones a Europa y al mundo”. También que: “la recuperación económica de España es un fenómeno inédito”. La ministra de Trabajo agradeció a la Virgen del Rocío “el capote que siempre llega para los millones de parados”. Claro que según la ilustre, no ilustrada, Dª Ana Botella: “mientras no se demuestre lo contrario, el pleno empleo es la mayor medida social”. Pero no le va a la zaga su esposo, expresidente del gobierno y actual presidente de honor del PP. Muy contento, en rueda de prensa nos espetó: “y quién te ha dicho a ti que quiero que conduzcas por mí, las copas de vino que yo tengo o no tengo que beber déjame que las beba tranquilo”. Y Mariano Rajoy le contestó: “Viva el vino

Uno que ahora está “a la sombra”, Díaz Ferrán, desde su puesto de empresario jefe, auguraba: “desgraciadamente hay que trabajar más y cobrar menos”. Pero qué me dicen de Don Mariano, con el miedo que nos metió porque los otros nos iban a subir el IVA de los chuches, se comprometió “a devolver la felicidad a los españoles”.

Sin comentarios.

Y ahora unos cuantos eufemismos. A la subida del IRPF la señora Soraya Sáenz de Santamaría lo llama “recargo temporal de la solidaridad”. El Banco Central Europeo denominó la bajada de sueldos “devaluación competitiva de los salarios” y al copago médico en Cataluña, Artur Mas lo califica como “tiquet moderador sanitario”. Luis de Guindos, que ese sí que sabe idiomas, utiliza éste para llamar al rescate de la banca “préstamo en condiciones muy favorables” y a la subida del IVA “gravamen adicional”. Mi predilecto, recuerdan, Montoro, a la subida de impuestos: “ponderación de los impuestos” y… el mejor de todos, nos dijo a todos los españoles (casi seis millones de parados) que se había re-inventado una amnistía fiscal para defraudadores, pero que solo eran: “medidas excepcionales para la incentivar la tributación de rentas no declaradas”.
Sin comentarios.

 

Y con éste panorama amigos me despido con un ¡Viva Honduras!
NINES BARBERO