Lozano-Tellado

Irene Lozano, diputada desde el año 2011, escritora y periodista, es titular en el Congreso de los Diputados de las Comisiones de Asuntos Exteriores, Control parlamentario de RTVE y Para la Unión Europea, Cooperación Internacional para el Desarrollo, por lo cual le concedieron esta misma semana el Premio Diputado del Año del Proyecto Avizor, de seguimiento de la actividad parlamentaria en materia de cooperación al desarrollo y lucha contra la pobreza. Este viernes acompañó a Fernando Tellado, candidato a la Alcaldía de Collado Villalba, por las calles del municipio y el mercadillo. La diputada repartió información y charló con los vecinos como una más.

¿Qué le trae hoy a este mercadillo en Collado Villalba?

Apoyar a Fernando Tellado, nuestro candidato, que ha hecho durante cuatro años un trabajo muy importante exigiendo transparencia en el Ayuntamiento, exigiendo la rendición de cuentas al alcalde, sacando a la luz muchos actos de gobierno local que ni el PP ni el PSOE en los ayuntamientos quieren que se conozcan. Creo que la llegada de UPyD a los ayuntamientos hace cuatro años supuso un revulsivo en ese sentido y ahora estamos ofreciendo soluciones a los problemas de los ciudadanos. A nivel local, el problema fundamental es la deuda, y tenemos soluciones para refinanciarla y que no asfixie las políticas locales. UPyD no es un estado de ánimo, no es una moda pasajera. Es un proyecto de país y lo construimos desde abajo, desde la política municipal, que es mucho más que los parques, los jardines y las farolas, porque hay muchas políticas que se hacen en el nivel local, como la política social. Somos un país con un 36% de pobreza infantil, que debería escandalizarnos a todos. Y al final esos niños a los que se están quitando oportunidades de por vida están en los municipios, en los lugares donde están nuestros representantes actuando.

¿Qué puede decir de UPyD en Collado Villalba?

En Villalba siempre hemos tenido mucha potencia gracias a los dos concejales que han representado aquí, en el Ayuntamiento, lo que significa el proyecto de UPYD para España: gente decente, gente limpia, gente que quiere trabajar por sus vecinos, que pone su talento -como es el caso de Fernando- y su conocimiento y su experiencia al servicio de los ciudadanos. Todos o la gran mayoría de los que estamos en UPYD nunca habíamos militado en un partido político pero nos damos cuenta de que hace falta que los ciudadanos nos pongamos a trabajar por nuestros convecinos para sacar al país del pozo de corrupción y miseria donde nos han llevado los gobiernos del PP y el PSOE.

¿Conoce bien a Fernando Tellado?

De hecho fue una de las primeras personas que yo conocí cuando me sumé a UPyD. Es un especialista en temas web y redes sociales, y fue el que me inició en ese mundo que es tan necesario hoy para los políticos, para estar en contacto y cerca de la gente. La verdad es que siempre he tenido buena relación con él porque es una persona de fiar.

Esta misma semana ha recibido el Premio Avizor, con el que la Fundación Ciecode reconoce su trabajo en pro de los Derechos Humanos y contra la pobreza. ¿Cómo se siente?

Es un premio muy satisfactorio, porque muchas veces el trabajo allí en el Congreso es muy duro y muy de hormiguita. Sentimos que no termina de llegar a los ciudadanos, que muchas veces la propia opacidad de la institución y ese distanciamiento que se ha producido de los ciudadanos respecto de sus representantes dificulta que incluso el trabajo que se hace se llegue a conocer. En la medida en que un premio así es un reconocimiento y contribuye a que se difunda nuestro trabajo me da mucha alegría.

¿Por qué iniciativas concretas le han concedido el premio?

Ciecode es una ONG que tiene un proyecto específico que se llama proyecto Avizor, que hace una labor muy importante de vigilancia, que nos ayuda a ser mejores políticos porque siguen con mucha minuciosidad nuestras iniciativas y evalúan de una manera muy objetiva y cuantitativa el número de iniciativas mayor que ha presentado un diputado en pro del desarrollo humano en el más amplio sentido. En concreto, en mi caso, lo que habían valorado eran iniciativas muy relacionadas con la democracia, los derechos humanos y la lucha contra la pobreza. Es decir, especialmente focalizadas en el tema del desarrollo democrático, que es un factor esencial del desarrollo humano. Sobre todo iniciativas en relación a la democracia en Marruecos, a la ocupación del Sáhara occidental, en relación a las migraciones y todo el drama que estamos viviendo con los inmigrantes en el Mediterráneo, en relación a los derechos humanos en Venezuela…

Quizá no por las facetas más conocidas de su partido, más asociadas a iniciativas en pro de la transparencia o de lucha contra la corrupción…

La lucha contra la corrupción ha sido nuestra bandera, hasta el punto de que hemos colocado ese asunto en el debate político. Yo recuerdo que hace cuatro años en la campaña había que explicarle a la gente todos los mecanismos que llevan a la corrupción: la falta de transparencia, la impunidad de los corruptos. Ahora eso no hay que explicarlo. Nosotros lo hemos puesto en el debate público y además, hasta donde hemos podido llevar la batalla política la hemos llevado, y después hemos continuado la batalla en los tribunales.

Ese es uno de nuestros principales activos y si se sabe lo de las tarjetas black, hoy en día, es gracias al proceso que iniciamos nosotros. La política nacional siempre tiene mucha más repercusión que la política internacional aunque también en el proyecto Avizor se valoraban las iniciativas relacionadas con la pobreza en España, porque es un fenómeno que las propias ong´s nos empezaron a contar que habían detectado, que muchos proyectos que antes hacían para terceros países habían tenido que empezar a desarrollarlos en España por el empobrecimiento que ha causado la crisis. Y en eso también nosotros les hemos acompañado

Pero quizá el asunto con mayor repercusión mediática ha sido el caso Zaida Cantera…

Sin duda. Es algo que nos han reconocido la sociedad y los medios de comunicación. Cuando conocí el caso de Zaida me di cuenta de que no era una anécdota. No era un caso aislado, sino que era una categoría, porque nos estaban llegando también, a través de asociaciones militares y de gente particular, muchos casos parecidos. No solo por acoso sexual, sino por acoso laboral, como ocurrió después en su caso. Los militares trabajan en unas condiciones de opacidad absoluta. La sociedad no sabe lo que ocurre. Es un colectivo al que se le puede dar la orden de ir a dar su vida por las libertades y por la democracia en otros países, y se trata de libertades que ellos no tienen reconocidas en el suyo. Lo que sí tengo claro es que ningún ejército podrá nunca levantar la bandera de la libertad en ningún país si en sus filas tolera el acoso sexual y el acoso laboral. Por eso creo que es fundamental que la regeneración llegue al Ejército. No creo que se pueda decir que está extendida esa práctica, pero sí que hay que establecer controles, contrapesos, transparencia y rendición de cuentas para que la institución funcione.

Debe reconocer que sus expectativas electorales no son muy buenas, lo que se ve claramente reflejado en las encuestas…

En las elecciones municipales la gente vota mucho en clave de los representantes políticos que conoce. Y yo estoy viajando por toda España y veo que nuestros candidatos son conocidos. Cuando paseas con ellos por la calle lo ves. Creo que la gente va a valorar ese trabajo. Y no solo lo que se ha hecho, sino el proyecto de futuro que tenemos para Villalba, en este caso, o para otros municipios. Es verdad que no estamos en el mejor momento, pero también es verdad que las encuestas nunca nos han sido favorables. Hace cuatro años nos daban cero en la Asamblea de Madrid y entramos con ocho. Nos daban cero en el Ayuntamiento y entramos con cinco. Lo que tenemos claro es que la encuesta definitiva es la del 24 de mayo y sabemos que vamos a estar ahí.

Ha anunciado su intención de disputar la Secretaría General a Rosa Díez ¿Se ve dirigiendo el partido en un futuro próximo?

En este momento mi máxima preocupación es que los ciudadanos sepan las propuestas que tiene UPyD, que no es un estado de ánimo, no subimos y bajamos, no somos volubles. Es un proyecto de país y lo que más nos interesa es recoger las inquietudes de los ciudadanos y decirles que hay soluciones a sus problemas, que en UPyD llevamos siete años trabajando muy seriamente para encontrar esas soluciones y ofrecerlas democráticamente. Y cuando pasen las elecciones hablaremos de nuestros propios problemas.

Pero se hablaba recientemente de su posible expulsión del partido debido a la publicación de unos correos en los que usted proponía crear una plataforma crítica con la dirección de UPyD…

Es un tema que ha quedado aparcado y del que ahora prefiero no hablar. Creo que en campaña lo más importante es estar cerca de los ciudadanos, explicarles las propuestas que tenemos para el futuro. Escuchar también cuales son sus inquietudes y sus problemas y creo que más que nunca estos día nos debemos a ellos Los problemas internos o las discrepancias las resolveremos democráticamente, como siempre se ha hecho en UPyD. Hemos celebrado setecientos y pico procesos de primarias en siete años. Somos un partido democrático que elige a sus órganos por votación y lo volveremos a hacer en junio.